Logo CNCA
Memoria Ritual
Juan Cisternas
Juan Cisternas

Juan Cisternas - Alférez

 

Pescador de la caleta de Loncura y de familia paterna hermanada con la tradición de los bailes de chinos, partió siendo un destacado puntero de su baile. En las noches solitarias, la pasión del canto le robaba el sueño y por medio de una vieja grabadora de cassettes registraba sus primeros ensayos de alférez. Así lo descubrieron sus padres de manera secreta al toparse con una de esas cintas. Un día, en la propia fiesta de San Pedro de Loncura, el baile había perdido a su alférez oficial y Juanito, todavía demasiado joven, pero reconocido como gran improvisador, fue solicitado para el cargo. No desentonó esa vez y hasta terminó por deslumbrar a la audiencia con el gran registro de su voz y esa sagaz capacidad de “concertar” los versos más complejos. De entonces, hasta hoy en día, jamás se ha alejado de su Baile Loncurano. Ello no ha sido problema para representar a una enorme lista de bailes amigos en sus fiestas locales o en procesiones donde comparte con otras cofradías. La Canela, Petorquita, Puchuncaví o el antiguo baile de Ventanas han sabido de su extrema pulcritud a la hora de armar las cuartetas o de su sensibilidad para contar una historia completa en bellas imágenes sintéticas. Dueño de una voz proverbial, de enorme profundidad y afinación, “Perico” logra siempre un fiato único con las audiencias y es capaz de emocionar a todo un público a través del domino exquisito y refinado de diversas tonalidades del canto a lo alférez. Hoy vive en Quintero y ya ha dejado la mar, trabaja como cuidador de una estación de gas o limpiando los botes de sus viejos compañeros de redes.